A través de su área de Formación, la Fundación Casaverde organiza todos los años diferentes cursos para profesionales de distintas disciplinas. Los alumnos aprenden y perfeccionan terapias, así como técnicas innovadoras en la atención al daño cerebral y la dependencia. Además, todos los años alrededor de 140 personas de diversas nacionalidades realizan sus prácticas profesionales en nuestros centros. De esta forma, se consigue fomentar la integración laboral, favorecer el aprendizaje e intercambiar conocimientos entre profesionales multidisciplinares y de distintos países.