Fiel a su carácter innovador, la Fundación Casaverde posee una marcada vocación investigadora, la cual desarrolla de manera continua en su Área de Investigación. Desde hace 30 años, la Fundación se apoya en sus hospitales monográficos de rehabilitación neurológica. Se trabaja en proyectos y programas para mejorar la atención en relación a dicha rehabilitación. Además, el Área de Investigación de la Fundación Casaverde trabaja con personas en situación de dependencia mediante terapias y tecnologías de última generación. A día de hoy, ya se han obtenido grandes resultados de muchos de ellos.

Proyectos
La Fundación Casaverde trabaja en este momento en una serie de proyectos de investigación como:
Diseño de una férula anti equino funcional

Una de las secuelas más comunes tras una lesión neurológica es el denominado “pie equino”. Esta lesión consiste en una dificultad para la flexión del tobillo que dificulta la marcha. La Fundación Casaverde tiene como objetivo el desarrollo de una férula antiequino que permita una buena posición del pie para la marcha, y al mismo tiempo que sea de fácil colocación por parte del afectado. Con este sistema, el paciente obtendrá funcionalidad e independencia.

Sistema de ayuda neuromuscular asistida (sana)

El proyecto SANA se basa en el desarrollo de un sistema de ayuda al tratamiento neurorrehabilitador en tiempo real, formado por una interfaz cerebro-máquina, un sistema de medida de actividad muscular. El sistema permite adaptar el tratamiento a la respuesta cerebro-muscular del paciente, lo que permite aumentar el beneficio de las terapias al adaptarlas al máximo a cada persona.

Sistema de simulación de conducción

Este Simulador de conducción cuenta con capacidad de evaluación de alteraciones no sólo físicas, sino también para alteraciones perceptivas y neuropsicológicas. Esto se consigue implementando soluciones efectivas para el tratamiento integral, ya que permite ayudar en la evaluación, entrenamiento y asesoramiento del paciente.

Estudio de patrones posturográficos del equilibrio en ancianos

Identificar patrones posturográficos capaces de detectar de modo precoz alteraciones del equilibrio en personas mayores de 64 años. De esta forma se puede aumentar la evidencia científica para promover la creación de programas eficaces de prevención de caídas y gestión de riesgo.