Síntomas de un ictus

Síntomas de un ictus

Los primeros estadíos son esenciales para una buena recuperación, por eso es vital conocer los síntomas de un ictus. El ictus es una de las enfermedades más comunes en nuestro país. La complejidad del cerebro humano hace que pueda afectar de forma muy distinta a cada persona, con secuelas que pueden perdurar toda la vida del paciente pero que con las terapias efectivas de neurorrehabilitación mejorarán.

Síntomas del ictus. Parálisis de la musculatura

Los síntomas de cada enfermedad pueden requerir diferentes tratamientos, pero por norma general son iguales en cada caso. Sin embargo el ictus, derrame cerebral o infarto cerebral, como también se le llama coloquialmente, al afectar a diferentes zonas del cerebro, es distinto en cada persona y requiere por tanto de tratamientos específicos y personalizados para cada paciente, tal y como se hace en los hospitales Casaverde.

El ictus produce, en la mayoría de los casos, pérdida brusca de fuerza (parálisis) en una parte del cuerpo, coincidiendo habitualmente con parálisis en la mitad lateral de la cara y del brazo del mismo lado. Dependiendo de la intensidad y extensión puede producir pérdida de fuerza en la mitad del cuerpo o en uno de los miembros.

En algunos casos también puede afectar los dos lados del cuerpo al mismo tiempo (tetraplejia), y en las peores circunstancias también puede causar problemas en la respiración y pérdida de la conciencia.El dolor de cabeza (cefalea) también puede ser uno de los síntomas de un ictus pudiéndose producir de forma intensa o moderada, aunque esto no es habitual.

Síntomas del ictus. Alteración de la visión

Uno de los síntomas de un ictus habitualmente más presentes es la alteración de la visión,  pudiendo afectar a uno o a los dos ojos, bien porque haya una pérdida del campo visual o bien porque haya visión doble, visión en túnel, etc. Puede aparecer en solitario, aunque habitualmente está acompañado de otros de los síntomas del ictus recién mencionados.

Síntomas del ictus. Afasia

La Afasia es un trastorno del lenguaje. La gente que sufre de afasia puede tener problemas para hablar, comprender, leer y escribir. Esto puede verse reflejado en que se mezcle el orden de las sílabas, que se confundan palabras o que se utilice un lenguaje totalmente ininteligible. Además puede darse el caso de que diga de forma correcta las palabras y las frases, pero que no se entiendan cosas sencillas o ambas. La torpeza a la hora de articular palabras se denomina disartria.

¿Qué debemos hacer si identificamos un posible ictus?

En la actualidad identificar un ictus es sencillo conociendo los síntomas normales anteriormente citados. Las personas que sufran alguno de estos síntomas deben acudir inmediatamente al médico  o bien llamar al 112 para ser tratados y evaluar su estado. Tras un proceso como es el ictus en la mayoría de los casos será necesaria la rehabilitación que palie las secuelas.

Conocer los motivos de aparición de un ictus, la detección temprana del ictus y el inicio precoz de la rehabilitación son clave en la recuperación del paciente. En Casaverde los profesionales trabajan dando la mayor importancia a la atención temprana e intensiva para que la rehabilitación sea la mejor, con un equipo multidisciplinar que otorgará una atención personalizada.

Aunque los tratamientos son muy efectivos la mejor manera de curar un ictus es la prevención que ayudará a evitarlos y que los efectos sean mayores. La prevención del ictus pasa por evitar el estrés, hacer deporte, seguir una dieta equilibrada, dormir las horas suficientes, no consumir alcohol, tener un peso adecuado, ejercitar el cerebro mediante el aprendizaje o la lectura y conocer todo lo anteriormente dicho para en caso de tener algún síntoma, detectar el ictus y actuar con rapidez.

 

ictus síntomas infografía



Uso de cookies

Instalamos cookies de terceros para optimizar la navegación, realizar una mejora continua de nuestros contenidos, obtener información estadística de uso de nuestros visitantes y ofrecer seguridad a nuestros usuarios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR