Entrenamiento Jedi

Entrenamiento Jedi

Soy una fan de Star Wars y los amantes de la saga me entenderán…

En marzo de 2015 sufrí un ictus como consecuencia de una hemorragia cerebral. La importantísima rehabilitación precoz se convirtió para mí en un entrenamiento jedi: debía controlar la fuerza que estaba en mí para no caer en el lado oscuro. La parte izquierda de mi cuerpo quedó paralizada y mi cerebro no era capaz de reconocer lo que veía por el ojo izquierdo.

Tuve y tengo excelentes entrenadores que pueden equipararse al mismísimo maestro yoda. Me regalaron un pequeño muñeco del mismo para que la fuerza siempre me acompañara. Y por supuesto una espada láser como incentivo para llegar al final del camino.

Hoy puedo decir, orgullosa de mi trabajo y gracias a los que me han ayudado, que soy casi una dama jedi, solo me queda dejar crecer mi pelo y recogerlo en dos trenzas junto a las orejas. No puedo decir más que… Que la fuerza te acompañe joven padawan, el universo te espera, aprende a controlar la fuerza.

Noemí Léndez

Paciente del Hospital Casaverde Alicante



Uso de cookies

Instalamos cookies de terceros para optimizar la navegación, realizar una mejora continua de nuestros contenidos, obtener información estadística de uso de nuestros visitantes y ofrecer seguridad a nuestros usuarios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR