¿En qué consiste el programa de rehabilitación neurológica tras un ictus?

El programa de recuperación tras un ictus cerebral recoge todas las actividades encaminadas a que un paciente recupere el máximo grado de independencia funcional. La neurorrehabilitación en adultos es un proceso limitado en el tiempo y orientado por objetivos que tienen como finalidad fundamental tratar y/o compensar los déficits y la discapacidad para conseguir la máxima capacidad funcional posible en cada caso, facilitando la independencia y la reintegración al entorno familiar, social y laboral. Se debe intentar iniciar de forma precoz, tan pronto como la situación médica lo permita, y en la intensidad adecuada, para obtener mayor beneficio.

Cada paciente debe ser evaluado de forma cuidadosa para conocer el grado y las zonas de afectación y los factores que puedan influir en la recuperación como la presencia de otros trastorno o enfermedades, para establecer así unos objetivos individuales alcanzables. Se debe involucrar tanto al paciente como a los familiares y cuidadores, debiendo colaborar y participar activamente en todo el proceso rehabilitador.

¿Por qué puede producirse un ictus?

Un ictus es un trastorno brusco de la circulación cerebral en el que se ve alterada una o varias funciones de una determinada área de este órgano. La aparición de estos trastornos es brusca y suelen afectar, en la mayoría de los casos, a personas de edad avanzada, aunque también pueden producirse en jóvenes. En ambos casos se exponen a factores de riesgo como pueden ser una patología cardiovascular previa, características personales, ambientales o sociales.

El ictus puede producirse tanto por una disminución importante del flujo sanguíneo que llega a una parte del cerebro como por la rotura de un vaso sanguíneo provocando una hemorragia; al primero de ellos se le denomina ictus isquémicos (85% del total de casos) y el segundo sería de tipo hemorrágico (menos frecuentes y con una mortalidad mayor). En ambos casos, se produce por una lesión en el cerebro, que puede conllevar alteraciones a nivel cognitivo, emocional, conductual y físico. El tratamiento del ictus ha de iniciarse lo más rápido posible, siendo la neurorrehabilitación la única herramienta eficaz para ello.

Es una de las primeras causas de discapacidad en la actualidad y su cifra va en aumento. En los últimos años se ha elevado su incidencia y prevalencia llegando a encabezar la lista en cuanto a nivel de dependencia. Además resulta una causa importante de mortalidad en España, situándose como la primera causa de muerte en mujeres.

Claves del proceso de recuperación de un ictus

  • El reposo no es beneficioso para los paciente que han sufrido un ictus. La movilización del paciente debe ser precoz, tan pronto como haya superado la fase aguda y se haya establecido el alcance del daño cerebral. Los cambios de postura y las movilizaciones pasivas han de realizarse en las primeras horas tras el ictus, es decir, una vez se encuentre estabilizado clínicamente y se encuentre en el hospital de neurorrehabilitación.

  • Para el buen desarrollo del tratamiento del ictus, es importante dirigirse al paciente por el lado sano. Los pacientes con déficit neurológico grave tienen problemas para reconocer cuál es su lado enfermo.

  • Es fundamental evitar la sobreprotección del enfermo tras el ictus, es decir, este debe intentar realizar el máximo de actividades por sí mismo. En este aspecto, el papel de la familia es fundamental, ya que deben estimular el espíritu de superación del paciente.

  • Se debe evitar mostrar gestos de preocupación ante el paciente. Tras un ictus se retiene la capacidad de comprender gestos de tristeza, excepto en los pacientes con bajo nivel de conciencia. Dichas expresiones pueden provocar un cuadro depresivo que interferirá de forma negativa en el proceso de recuperación.



Uso de cookies

Instalamos cookies de terceros para optimizar la navegación, realizar una mejora continua de nuestros contenidos, obtener información estadística de uso de nuestros visitantes y ofrecer seguridad a nuestros usuarios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR