TECNOLOGÍA EN REHABILITACIÓN SÍ, PERO CON CEREBRO Y CORAZÓN

TECNOLOGÍA EN REHABILITACIÓN SÍ, PERO CON CEREBRO Y CORAZÓN

Cada vez es más frecuente escuchar hablar de tecnología aplicada a la rehabilitación. Son numerosas las herramientas que ya existen en el mercado y numerosas también las que se están desarrollando. Encontramos robots de asistencia que pueden ayudar a las personas  a recordar citas, traer objetos, tomar mediciones determinadas, etc.

También encontramos exoesqueletos para rehabilitación de brazos o piernas, sistemas que ejecutan órdenes simplemente con movimientos de los ojos, o que directamente leen nuestro cerebro, etc. Además hay numerosas aplicaciones que se anuncian para el entrenamiento y mejora del rendimiento cognitivo o para control domótico del entorno. La lista es larga y va creciendo cada segundo.

No cabe duda de que la incorporación de la tecnología aporta un gran valor tanto a la rehabilitación como a la vida cotidiana de las personas, tengan o no alguna dificultad, ya que el objetivo es facilitar unas tareas y permitir realizar otras que de otra manera no sería posible, por ejemplo a través de la realidad virtual, en la que la persona se sumerge y experimenta en entornos y actividades cada vez más realistas.

En el ámbito de la rehabilitación, y más concretamente de la neurorrehabilitación es de gran utilidad contar con el apoyo de las herramientas tecnológicas que complementen y potencien la terapia, pero es imprescindible que ese tratamiento sea diseñado por un profesional cualificado a tal efecto. No debemos olvidar que el abordaje de una persona con daño cerebral debe ser holístico, integral, incluyendo a la familia, que también se ve afectada. Los profesionales a través de sus valoraciones, el intercambio de opiniones y la planificación de objetivos multidisciplinares diseñan los tratamientos para que el paciente alcance su máxima funcionalidad. Es un proceso dinámico en el intervienen, no solamente habilidades profesionales sino personales, como son la motivación, la implicación, la cercanía, la empatía, etc.

“la incorporación de la tecnología aporta un gran valor tanto a la rehabilitación como a la vida cotidiana de las personas”

Los Hospitales Casaverde cuentan con herramientas tecnológicas de gran utilidad como apoyo en la rehabilitación: un posturógrafo para rehabilitar equilibrio, un estimulador magnético transcraneal, Sistema Neuronup de rehabilitación cognitiva, XBOX, etc, pero todo ello en manos de profesionales altamente cualificados y con un nivel de implicación y motivación en su trabajo que potencia los resultados de los tratamientos a través de la cercanía y la humanización de las intervenciones.

Vivimos en la era tecnológica, rodeados de dispositivos que se hacen imprescindibles en nuestro día a día y en poco tiempo quedan obsoletos. Estamos obligados a estar al día, aprender el manejo y actualizarnos, pero en el ámbito de la rehabilitación, el cerebro,  las manos y el corazón de los profesionales son imprescindibles y lo serán siempre.

Elena Sánchez Durán

Terapeuta ocupacional Hospital Casaverde Alicante (Muchamiel)

 



Uso de cookies

Instalamos cookies de terceros para optimizar la navegación, realizar una mejora continua de nuestros contenidos, obtener información estadística de uso de nuestros visitantes y ofrecer seguridad a nuestros usuarios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR