LA IMPORTANCIA DE INCLUIR A LA FAMILIA EN TERAPIA AL SUFRIR ENFERMEDADES NEURODEGENERATIVAS

LA IMPORTANCIA DE INCLUIR A LA FAMILIA EN TERAPIA AL SUFRIR ENFERMEDADES NEURODEGENERATIVAS

La Dra. Patricia Alonso-Fernández, directora del hospital Casaverde Madrid, hizo hincapié en la importancia que tienen las familias en nuestros centros en la entrevista que realizó a La Noche De Cope. Gracias a la recomendación de los expertos, somos conscientes que la inclusión de los seres queridos en las terapias puede suponer un factor diferencial en el resultado de la rehabilitación.

Es importante afrontar las enfermedadesneurodegenerativas

Cuando una persona es diagnosticada con un trastorno mental grave o una patología cerebral degenerativa hay que realizar varios cambios. La familia es quien ayuda a adaptarse a la nueva situación.

Se producen cambios más allá del punto de vista médico, lo que supone acompañar al paciente en las visitas o llegar a supervisar el tratamiento, lo que supone integrar a los profesionales de la salud dentro de la rutina diaria en cierta medida, lo que es parte esencial en la rehabilitación.

Asimismo se debe mantener la calma respecto a las diferentes repercusiones funcionales o de pérdida de habilidades, siendo un soporte emocional y afectivo.

La importancia de incluir a la familia en terapia al sufrir enfermedades neurodegenerativas

El papel de la familia en las enfermedades neurodegenerativas

Parece claro que la familia juega un rol muy importante en la rehabilitación, pero debe cumplir con una serie de pautas importantes, tales como evitar caer en comportamientos de sobreprotección, gran expresividad emocional o actitudes paternalistas.

Tampoco se recomienda que la familia desempeñe una labor de control sobre todos los aspectos de la vida del paciente. Se trata al paciente con los cuidados necesarios pero intentando crear un clima de normalidad, algo que también puede ser muy beneficioso para el paciente.

La actitud más recomendable por parte de la familia no es otra que la de apoyar en todo momento al paciente, siempre realizando un acercamiento desde la confianza y el acompañamiento, procurando llegar a ser una especie de supervisores silenciosos y los ojos del profesional facultativo que es el que marcará los diferentes objetivos terapéuticos para la recuperación del paciente.

Tampoco hay que olvidarse del papel de los médicos, que son quienes deben evaluar y diagnosticar la patología en la persona enferma. Después de ello, se plantean las diferentes alternativas terapéuticas más adecuadas con una eficiencia contrastada.

El objetivo es el de reducir la carga que supone la enfermedad y procurar mantener la máxima funcionalidad del paciente en lo referente a autonomía e independencia.



Uso de cookies

Instalamos cookies de terceros para optimizar la navegación, realizar una mejora continua de nuestros contenidos, obtener información estadística de uso de nuestros visitantes y ofrecer seguridad a nuestros usuarios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR