La práctica del deporte tras sufrir DCA

La práctica del deporte tras sufrir DCA

Practicar deporte es un hábito muy saludable para todas las personas, pero para aquellos que han sufrido daño cerebral tiene ventajas complementarias

La vuelta a vida cotidiana tras sufrir DCA

El daño cerebral adquirido conlleva, en la mayoría de los casos, secuelas tanto físicas como psíquicas o del ámbito sensorial. Tras una correcta neurorehabilitación como la que ofrecen los centros Casaverde, y con ayuda de los profesionales médicos, el paciente volverá a sus rutinas y su vida cotidiana. Éste será un periodo más o menos largo, que precisará de un seguimiento y cuidado especial y en el que puede ser necesario seguir realizando ejercicios de rehabilitación de algún tipo.

Ejercicios para personas con daño cerebral adquirido

Entre los ejercicios recomendados a las personas que han sufrido un daño cerebral, como un ictus, está el hacer deporte. Retomar deportes que se practicaban con anterioridad, practicar otros que se ajusten más a la nueva condición o practicar deportes adaptados.

El deporte es muy beneficioso para todas las personas, una práctica que debe ser habitual para mantener una vida saludable. Pero para las personas que han sufrido daño cerebral tiene además otras ventajas como el desarrollo del potencial físico y la condición cognitiva, conductual, funcional y emocional, la mejora de la condición psíquica y el progreso de las relaciones sociales.

Numerosos especialistas están de acuerdo en que las actividades físico-deportivas no solo son capaces de mejorar la condición física sino que también aumentan la confianza en uno mismo y la autoestima haciendo que la calidad de las relaciones sociales de los individuos mejore.

En el caso de los individuos que han sufrido daños cerebrales se insiste en estos beneficios “secundarios” del deporte ya que además de poder disfrutar de los beneficios anteriormente nombrados, pueden traducirse en la prevención de ictus secundarios, regulando por ejemplo los niveles de colesterol, glucosa y tensión arterial tras la pérdida de movilidad.

Sin embargo, no todo se resume en la prevención de posibles ictus, en el caso de los mayores, se mantiene y se gana flexibilidad, fuerza y equilibrio haciendo así que las caídas y los golpes se puedan evitar.

Promover y desarrollar el deporte adaptado

Por todos estos motivos existen diferentes entidades y agrupaciones que buscan promover y desarrollar el deporte adaptado a aquellas personas que han sufrido daños cerebrales a las que pueden unirse los pacientes.

Desde Grupo Casaverde recomendamos la actividad física diaria en pacientes que han sufrido DCA, deportes adaptados como la natación, el atletismo, los deportes de equipo. Hay múltiples opciones que contribuyen a mejorar la vida de las personas que han sufrido daño cerebral, prevenir lesiones y además disfrutar del ocio y socializar. El paciente debe buscar la actividad que más le motive y seguir una rutina, será clave para su perfecta recuperación y mejorar su calidad de vida.

Imagen Flickr/ Ajuntament de Torrent bajo licencia C.C.



Uso de cookies

Instalamos cookies de terceros para optimizar la navegación, realizar una mejora continua de nuestros contenidos, obtener información estadística de uso de nuestros visitantes y ofrecer seguridad a nuestros usuarios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR